Harina de almendra ¿Cómo prepararla?

harina de almendra

La harina de almendra es una harina que perfectamente puede reemplazar a la harina de trigo, por su delicioso sabor y su alto valor nutritivo. Es sin gluten, perfecta para los celiacos. También es una gran opción para cualquier persona con una dieta baja en carbohidratos. Es muy utilizada en dietas paleo.

Las almendras son frutos secos muy nutritivos, fuente de lípidos, grasas saludables, antioxidantes, proteína, potasio, vitamina E, calcio y magnesio. Los ácidos grasos que contienen las almendras (Omega 3 y 6) son indispensables para la buena salud del organismo, y consumirlas con moderación, otorga enormes beneficios al cuerpo y la salud.

Harina de almendra ¿Cómo se hace?

Puedes triturar las almendras peladas también conocidas como blanqueadas (sin cáscara), por tandas, para que no se caliente y convierta en una pasta. Luego la pasas por un tamizador. Y repites el procedimiento con los trozos que te vayan quedando.

Otra forma es hacerla deshidratando el residuo que queda cuando hacemos la leche de almendras, aunque esta aporta una consistencia diferente a nuestras preparaciones.

¿Cómo se usa?

Puedes preparar con ella panes, muffins, panquecas, tortas, galletas y mucho más. Es una harina muy versátil.

Eso si, por muy nutritiva que sea recuerda que todo en exceso es malo.