Saltar al contenido

Johana Clavel

Por qué comer alimentos germinados

beneficios alimentos germinados

Cada vez volvemos más a nuestros antepasados. ¿Quién recuerda el experimento que nos ponían en bachillerato de Germinar las Caraotas (frijol negro)? Eso sí, nunca nos dijeron cuan beneficioso era consumirlos.

Los germinados son alimentos vivos y esto aumenta su valor nutricional que se mantiene intacto hasta el momento en que se come.

Su riqueza en enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos vivos los convierte en alimentos completos que contribuyen a corregir las carencias de la alimentación moderna.

¿Qué se puede Germinar?

  • Semillas: fenogreco, rábano, remolacha, cebolla, puerro, girasol, calabaza, mostaza, sésamo, berro, alfalfa… El remojo ha de ser suave para que no se enmohezcan y se pudran. No se deben germinar las semillas de solanáceas (la patata o el tomate), pues pueden resultar tóxicas.
  • Cereales: trigo, avena, trigo sarraceno, cebada, mijo y arroz. Necesitan algo más de remojo, salvo la avena.
  • Legumbres: lentejas, judías mungo, soja, garbanzos, alubias. Son más duras, por lo que el remojo ha de ser mucho más largo. Conviene escaldarlas ligeramente tras la germinación. Germinadas son más fáciles de digerir que secas.

¿Cómo los usas en la Cocina?

Se deben consumir en crudo para aprovechar todos los nutrientes, puede ser en ensaladas, bocadillos, tortillas, verduras, cereales.

Puedes mezclar diferentes tipos de germinados para descubrir nuevos sabores, como por ejemplo, compensar el sabor picante de los de rábano, cebolla, puerro o mostaza combinándolos con germinados de cereales o legumbres. La zanahoria germinada combina muy bien con la alfalfa, la col o la judía mungo.

¿Cómo germinar en Casa?

  • En frasco se pone una pequeña cantidad de semillas, se cubre con 3 veces su volumen de agua. Se guarda a oscuras a 15-20ºC y se deja hidratar toda la noche.
  • Al día siguiente, se retira el agua, se tapa el frasco con una gasa o tela y se guarda en lugar oscuro.
  • Una vez al día se escurre el agua, se cuelan y se vuelven a tapar.
  • En 4 o 5 días tendremos los germinados. Cuando ya estén listos, pon al sol para activar la clorofila.
  • Conserva en la nevera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Education Template