Saltar al contenido

Johana Clavel

Propiedades del tomate

Los beneficios del tomate para la salud son múltiples, ya sea que se consuma crudo en ensaladas o cocido en salsas y preparaciones calientes. El tomate es un muy rico fruto que bien merece la pena estar en nuestra despensa.

Los beneficios del tomate para la salud han sido conocidos por la humanidad desde hace siglos. En este artículo te los contamos.

Valor nutritivo:

Es un alimento poco energético, dos tomates medianos tan sólo aportan 22 calorías. Aproximadamente el 95% de su peso es agua, cerca de un 4% son hidratos de carbono. También es fuente importante de ciertas sales minerales (potasio y magnesio, principalmente). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5, vitamina C y carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate). Estas dos últimas sustancias tienen carácter antioxidante con función protectora de nuestro organismo. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C.

Principales Beneficios del Tomate

Fuente abundante de antioxidantes

El tomate contiene en abundancia una sustancia llamada licopeno, el cual es un antioxidante muy eficaz y resulta muy útil y beneficioso contra los problemas del cáncer que causan los radicales libres. Este beneficio del tomate se puede obtener incluso al cocinarlo, por ejemplo de la salsa de tomate.

Reduce el colesterol y protege el corazón

El licopeno presente en el tomate igualmente previene la oxidación de lípidos séricos, ejerciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que el consumo regular de tomate disminuye los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre. Estos lípidos son los principales culpables de las enfermedades cardiovasculares ya que dan lugar a la deposición de grasas en los vasos sanguíneos.

Fuente de vitaminas y minerales

Un tomate puede aportar alrededor del 40% del requerimiento diario de vitamina C. La vitamina C es otro antioxidante natural que actúa contra el cáncer que causan los radicales libres. Otras vitaminas que podemos encontrar en el tomate son: vitamina A, abundante vitamina K, B1, B2, y minerales cómo fósforo, calcio, sodio, hierro, zinc y abundante potasio.

El potasio juega un papel vital en el mantenimiento de la salud del nervio y el hierro es esencial para mantener la salud de la sangre. La vitamina K, es esencial en la coagulación de la sangre.

Cómo elegir los mejores tomates

Los tomates que compremos deben estar maduros a punto, rojos, firmes pero no duros. Si los compramos demasiados maduros, lo mejor será usarlos en salsas.

La piel debe ser suave, sana y brillante, sin arrugas ni marcas y preferentemente con el cabo verde y sano.

Otros consejos

  • Deben conservarse en lugar fresco y protegido de la luz, evitando guardarlos durante un tiempo excesivo.
  • Se aconseja lavar bien la piel del tomate antes de su consumo.
  • No se debe preparar el tomate crudo o en zumo con mucha antelación, ya que puede perder rápidamente sus propiedades nutricionales, sobre todo la vitamina C.
  • Para su consumo en crudo, como puede ser en ensaladas, se evitará quitar la piel puesto que ésta es rica en vitaminas, minerales y fibra.
  • Los tomates rojos, maduros, son excelentes para preparar salsas y sopas.
  • Para eliminar la piel de los tomates sin problemas se deben sumergir en agua hirviendo durante un minuto. Después se pasan por agua fría y se retira la piel cuidadosamente con ayuda de un cuchillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solverwp- WordPress Theme and Plugin